literatura castellana . joves i adults     inici
Castro, Luisa

 


Soy tus pies y tus caderas

Me llamo como tu cuerpo.

Pregunta si hemos llegado ya

a la estación del día.

No me llores ahora que nos vemos,

vamos, no me seas triste, ahora, justo

cuando vengo y tú devienes

en mi alma de cacharro o

en  mi alma como un verbo.

 

Acredita tu nostalgia de ser

con el sello de tu sal acrisolada y viértela sobre mis hombros,

mis pechos, mis manos sucias,

dame a los ojos

el agua porque me llamo como tu cuerpo.

 

Soy tus piernas y tu sexo.

 

Mi nombre es tu oreja derecha y el color

de tus pestañas.

Para que se te pegue la muerte

a la sala atroz del cuerpo

he llegado a ti con mis manos tristes,

con mis pies frágiles,

con mis poblados ojos siniestros.

 

(No hago otra cosa que enviarte noche)

 

Te toco apenas y ya ves con

el ojo inútil

historias ya y con los labios secos

y mucha tumba en el camino

de tu casa,

mucha leche ácida y negra en tu voz

de pájaro aprendido

 

(Soy tu pueblo y sólo envío a tus dientes noche.)

 

No amé mi lívida

o espesa tristeza de crepúsculo.

No te vi (mis huesos)

coronado con los huesos de mi cuerpo.

No malherí los brazos

para abrasarte en  mi miedo y

en mi muerte.

 

Para que se te pegue la luna

a lo más profundo del vientre.

Eso era.

 
imatge amoryerotismo
cercador:  autor:     poema:           cercador avançat  boton busqueda avançada
<<
web design KTON Y CÍA